Gracias por no creer las mentiras que me digo

 
Nos conocimos, casi por accidente
por el amigo mutuo
que sirvió de garante a la sonrisa de tu foto.
 
Nos conocimos y como suele ocurrir
me abriste el corazón
y escuchando al tuyo, terminaste tomando decisiones.
 
Se supone que yo también las he tomado
se supone que dejo atrás mi pasado
se supone que te hago parte de mi presente.
 
Pero me digo mentiras
aunque todo lo note nuevo
de pronto asoma en ello la veta de lo viejo.
 
Gracias por no creer las mentiras que me digo
gracias por tu sencilla paciencia
por tu interés en mi sin agendas ocultas.
 
Sin embargo te he prevenido
que puedo seguir diciéndome mentiras
que debes buscar consejo sobre mi presencia.
 
Continúo agradeciendo tu sencillo coraje de quereme
porque te da la gana
sin expectativas, sin máscaras, sin presiones.
 
Gracias por recordarme que no estoy sola
es una sencilla y pequeña verdad
que debería tener presente más a menudo.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s