Haití, ¿cómo ayudar a un país que ya estaba mal antes del desastre?

Creo que todos hemos visto lo que la naturaleza hizo en Haiti y las consecuencias de ello.  Posiblemente ya sabíamos, o nos enteramos esta semana que Haití es el país más pobre de América.  Yo lo sabía, pero esta semana como todos, me interesé en los números, entonces supe que el 50% de su población no sabe leer ni escribir, y que sólo el 5% de la población tenía acceso a agua potable antes del terremoto.

Entonces claro todos queremos ayudar, nos damos cuenta de lo terrible que es, pero Haití ya tenía problemas antes, ¿cómo puede dársele ayuda eficiente a un pueblo que ya estaba mal antes?.  Hace algunos años vi un programa de televisión, donde mencionaban un país africano, cuyo nombre no recuerdo, y los problemas que causaba la ayuda humanitaria en el largo plazo.  Una cosa es ayuda de emergencia, que permita sobrevivir a una crisis, otra es la ayuda permanente y que intenta reemplazar la labor del estado.  En este país mencionaban que después de varios años ya mucha gente no trabajaba y que esperaba recibir lo básico de la ayuda internacional, igualmente que era casi inutil abrir comercios porque la gente no compraba, cultivar se volvía poco rentable, porque la gente tampoco consumía los alimentos porque obviamente debían pagar por ellos.  Entonces en un país con poca o ninguna infraestructura, la ayuda en el largo plazo afecta el desarrollo autónomo de las comunidades y la creación de pequeñas economías que permitan luego edificar el bienestar económico de un país.

Ante el gran desastre en Haití y la corrupción de los muchos gobiernos que ha tenido, se ha planteado la necesidad de que la ayuda no se entregue directamente al gobierno sino que sea la ONU y las ONG quienes se encarguen de ello.

En principio, para la atención de emergencia, esta solución puede probar ser buena, pero en el largo plazo, lo único que puede sacar del atraso a Haití, son los Haitianos mismos.  Las donaciones no son suficientes para elevar el nivel de vida de la población, si la población misma no siente la necesidad de mejorar sus condiciones de vida.

Existe  un viejo concepto llamado la autodeterminación de los pueblos, y esto implica a veces que los pueblos determinan continuar en el estado actual, no ven mejores alternativas o no se ven en la posibilidad de alcanzarlas.  Viviendo en un país como el mío, donde la corrupción también está a la orden del día, sigo sosteniendo aquello de “los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”, hasta que los Haitianos no desarrollen un propio valor y vean en sí mismos la imagen del desarrollo, nada de lo que la ayuda humanitaria pueda hacer será suficiente, de hecho puede resultar contraproducente si se extiende demasiado en el tiempo.

En este instante puede que sea muy útil que te acerques al banco local donde la Cruz Roja recibe las donaciones y lleves tu dinero, es una condición de emergencia y todos son bienvenidos a ayudar; pero en el largo plazo, sólo quienes estén realmente interesados en ayudar a los Haitianos a forjar una imagen de progreso de su propio pueblo, podrán realizar contribuciones importantes y que puedan realmente ayudar a cambiar la situacion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s