Represión

Entonces uno se reprime de decir tantas cosas, porque claro, la vida pública, porque claro, qué pensarán, y te quedás con ese sabor a lámina metálica en la boca, de querer decirles a todos, me parte que actúen así, estoy harta de la misma vaina y de parecer desadaptada todo el tiempo.   Pero me puede, tengo que fingirme adaptada lo que más pueda, no ven que busco gustarle a los “adaptados”.

ICYO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s