La Santa Cruz y los mil Jesuses

En casa nunca tuvimos la costumbre de rezar los mil Jesuses, posiblemente porque mi madre de niña los rezaba entre pellizcos de mi abuela y mi padre de niño tuvo algún conflicto por una travesura mientras el rezo y alguna pela de por medio.

Pero ahora que tengo mi propia experiencia de Jesús, de su Cruz y su resurrección, quiero hablar del nombre de Jesús y más allá de escribir aquí 1000 veces su nombre, quiero escribir aquí más bien una lista de jaculatorias al nombre de Jesús, nombre sobre todo nombre.

  • Jesús, nombre amado.
  • Jesús, nombre que salva.
  • Jesús, nos unimos a tu cruz.
  • Jesús, nombre dulce.
  • Jesús, amparo del triste.
  • Jesús, amor inmenso.
  • Jesús, anhelo del alma.
  • Jesús, maestro inigualable.
  • Jesús, sigue mostrándonos al Padre.
  • Jesús, queremos seguirte.
  • Jesús, queremos imitar tu vida.
  • Jesús, ejemplo de Hijo.
  • Jesús, glorificas al Padre.
  • Jesús, presencia de Dios.
  • Jesús, nos enviaste al Espíritu.
  • Jesús, nos enseñaste a orar.
  • Jesús, camino a seguir.
  • Jesús, ejemplo de obediencia.
  • Jesús, nos llamaste amigos.
  • Jesús, nos anunciaste el Reino.
  • Jesús, nos invitas a ser discípulos.
  • Jesús, tu mensaje nos transforma.
  • Jesús, cambiaste mi vida.
  • Jesús, me muestras el amor del Padre.
  • Jesús, enséñame a amar como Tu.
  • Jesús, quiero conocerte más.
  • Jesús, gracias por salvarnos.
  • Jesús, gracias por aceptar el cáliz.
  • Jesús, gracias por hacerte hombre.
  • Jesús, toda rodilla se doblará ante tu nombre.
  • Jesús, bueno es que te fueras para que se viniera el Espíritu.
  • Jesús, diste todo por todos nosotros.
  • Jesús, tu sangre bendita nos cubre y nos salva.
  • Jesús, creemos sin haberte visto.
  • Jesús, plenitud de la historia.

Como sé que muchos han llegado aquí buscando la parte inicial del rezo tradicional, se las transcribo, tomada de la página http://oracionesydevocionescatolicas.com/devocion_mil_jesus.htm

“Santísima Cruz, mi abogada has de ser, en la vida y en la muerte me has de favorecer. Si a la hora de mi muerte el demonio me tentare, le diré: Satanás, Satanás, conmigo no contarás ni tendrás parte en mi alma, porque el día de la Santa Cruz dije mil veces Jesús”.

Se pasan todas las cuentas del rosario diciendo Jesús, Jesús, Jesús… (50 veces) y cuando haya terminado de contar un rosario completo se dice un Gloria, un Padrenuestro y la oración final.
Cuando se hayan contado los 20 rosarios, se terminan los mil Jesús.

Oración final:
Te adoramos, oh, Cristo, y te bendecimos, que, por tu Santa Cruz, redimiste al mundo.
Jesús, Jesús, Jesucristo.
Jesús, mi Jesús por siempre.
Jesús, Jesús en mi vida, Jesús, Jesús en mi muerte.
Dulce Jesús, sé mi Jesús y sálvanos.

Oremos
Oh, Dios, que, al recordar hoy el descubrimiento de la verdadera cruz, renovaste los milagros de tu pasión, concédenos que por el valor de aquel sagrado leño de vida alcancemos eficaz socorro y ayuda del cielo para la vida eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.
Amen.

Anuncios

2 comentarios en “La Santa Cruz y los mil Jesuses

  1. hoy por primera vez en mi vida hago los mil JESUS,Encotrandome solo y atribulada por la vida profesional y el trabajo de mi hijo. yREALMENTE RENUNCIOA SATANAS Y EN LA HORA DE MI MUERTE NO ESTARA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s