El hall de la infamia

Una reciente conversación con un buen amigo me hizo rememorar entre risas los vergonzosos episodios de frases asombrosas y momentos patéticos que he vivido en mi mediana vida afectiva.  Palabras y situaciones que si bien recuerdo con humor, reflejan algo real, el abuso afectivo que alguna vez permití en mi vida.

Lo más sorprendente  no son las frases en sí mismas, en el contexto actual resultan hilarantes, lo que deja pensando es que yo las haya permitido en su momento y que las alarmas para huir a toda prisa no se hayan encendido.

He de aclarar que esto se aparta de la retaliación contra ninguno, por si cualquiera de los involucrados (si, en plural) llega a leerlo, esto es más un recordatorio del abuso al que renuncié de por vida.  Renuncio igualmente a sentirme víctima, pues en su momento yo permití que esto sucediera.  Aquí van las joyas…..  este post también tiene contenido para adultos responsables….. quedan advertidos.

– Después de mucho andar con un chico, finalmente nos besamos, el idilio, luego 15 minutos más tarde él recibe el dato de que sus asignaturas en la U no quedaron matriculadas en su mayoría, entonces se transforma, culpa al mundo, a la universidad, a la vida, se pone emo y arroja todo su veneno sobre mi.  Entonces lo acompaño a la oficina de registro a hacer el reclamo, me aseguro que por lo menos esa tarde no se mate, y le dejo.  En aquel entonces mi instinto de supervivencia no había entrado en el letargo que estuvo por años.

– Recién habia comenzado a salir con alguien, y era mi día de cumpleaños, el suscrito va a mi casa y me entrega en su cajita plástica un CD quemado (por él mismo), yo lo recibo feliz, el enamoramiento lo embellece todo, y luego me dice “No te acostumbres, yo no suelo regalar cosas”…. así fue, durante los años que duró la relación jamás me regaló una sola cosa más.  Como dice mi mamá, desde el desayuno se sabe el hambre que se va a pasar a la comida……

– Él había comprado un PC en partes, lo armamos en mi casa, lo llevamos hasta la suya, yo le presto mi unidad quemadora para unas cosas que él estaba haciendo (si, quemando pelis para vender), después de un tiempo el hombre necesita dinero y vende el PC, cuándo le pregunto por mi unidad quemadora me dice “se fue con el PC” y ya, como si nada….. jamás la repuso.  No fue la única vez, debí haber abierto una oficina de caridad con las pequeñas muchas cosas que este chico me quedó debiendo…..

– Yo andaba super feliz con un chico, que parecía ser muy atento y me visitaba seguido, yo creía que estábamos construyendo algo, una tarde me da el arranque de cambiarme el look, tinturarme de un rubio más claro que el mío, salgo como un postre de la peluquería, lo llamo y le digo, -me cambié el look, ¿quieres verme?- el hombre me responde “no puedo ahora, tómate una foto y súbela a facebook”, lo más ridículo es que en efecto me tomé la foto con el celular y la subí….. al cabo de unas semanas supe que él si andaba construyendo algo…. pero con otra chica.  Me enteré de lo que él no quiso decirme….. por facebook, gracias Zuckerberg.

– Otra con tinturas, me llama él un domingo y me pregunta, ¿qué estás haciendo? le digo, -me voy a echar un enjuague rojo en el cabello-, él dice ¿por qué? yo le digo -porque quiero- al lunes cuando me ve me dice que va a terminar conmigo mientras esté pelirroja, porque “a mi no me gustan las pelirrojas, lo hiciste para retarme”….. todavía me pregunto por qué cuernos me soporté las dos semanas que no me habló mientras el enjuague se caía con las lavadas….. y por qué no le dejé rojo el trasero de una patada para que saliera de mi vida.

– El conchudo francote, le pregunto, -si tienes a tu novia ¿por qué me buscas a mi? él contesta “porque contigo también me gusta”.  Aja, claro, ¿cómo no se me había ocurrido una explicación tan lógica?

– Le compro un regalo de navidad al chico con quien comenzaba a salir, y le digo que nos veamos para entregárselo y nunca puede, finalmente desisto y decido dárselo mejor a un buen amigo mío, y estando en un sitio esperando a que mi amigo me recoja él me llama y me dice “¿donde estas? -voy a visitar a un amigo-, me pregunta por el regalo y dice “¿qué quieres?” , le pido que me diga cuando va a ir a mi casa por el regalo así que fija una fecha.  Revierto el regalo y mi amigo que es un bacán acepta que esa navidad le regale muchos abrazos no más.  Algunos días después de entregar el regalo me entero que el chico le estaba cayendo a alguien que vivía en el barrio de mi amigo.

– Estamos sentados juntos y de pronto me mira la cara, me toca encima del labio y me dice “¿te presto mi cuchilla? ¿parece que olvidaste algo por aquí?”…… habrá derecho a ser tan imprudente?????

– Hay algo que está por definirse y yo le digo -¿apostamos?, si yo gano me das un helado, ¿si tu ganas que quieres que te de?- él dice “si yo gano tienes relaciones conmigo, si tu ganas yo tengo relaciones contigo”…. créanme, después de eso jamás, jamás, volví a apostar nada… con nadie.

– Esta es de retórica fina.  Intento explicarle a un chico por todos los medios posibles que a mi lo que me interesa es una relación con compromiso, que se vaya solidificando hacia el futuro, que no es que me quiera casar mañana pero que si tengo agrado por el matrimonio como visión de futuro.  El hombre muy dueño de sí me dice que “eres muy inflexible, puedo ofrecerte otras versiones de lo mismo, no te cierres a que sólo puede ser de la manera que tu dices”.  Lectura entre líneas, no le interesa el compromiso, mucho menos mencionar si quiera el matrimonio, pero si podemos tener relaciones sería un estado ideal para él.

– Cometo el error de tener relaciones sin protección con un hombre, me entero que él no usa protección con nadie, corro donde la ginecóloga y después de examinarme resulto con una infección menor y con clamidia, le digo al hombre y el va a un urólogo que le dice que no hay forma de saber quien contagió a quien y no le manda ningún examen!!!!!!.  Ajá don urólogo, gracias a médicos como usted las personas tienen una sexualidad más responsable y no hay nadie por ahí con ETS que no dan síntomas y pasándolas a otros.  Apenas es comprensible que yo vea la abstinencia ahora como el cielo, la única manera 100% segura de saber que nadie te va a contagiar nada.

– La tapa del congolo, después de estar con un chico, cierra la faena diciéndome “esto es lo que necesitaba para dormir” la clase de comentario que te deja…. sin palabras, pero hay que darle gracias a semejante burrada…. finalmente desperté de mi letargo y supe, que ese nunca más era mi lugar.

Mujeres, si algún día alguien les dice o les hace algo así, corran, corran todo lo lejos que las piernas les permitan, ninguna de esas personas dejó nada duradero, claro que si ustedes están buscando algo para el momento, este tipo de comentarios y actitudes son un buen indicio de que asi será.

Anuncios

18 comentarios en “El hall de la infamia

  1. Interesante el artículo. Mejor que la porquería que leí en el espectador donde encontré este link. Aunque el fondo de este blog hace que duelan los ojos. Lo mejor para las lecturas son los fondos claros con letra oscura.

    1. Tendré en cuenta lo del color, a mi se me hace más cómodo cuando estoy cansada o tengo migraña, porque uno se vuelve medio vampiro, veremos que punto intermedio se consigue. Gracias por leer.

  2. Tienes mucha razón cuando sugieres correr, me sentí identificada, pues también tuve una época de “letargo” (cómo tu le llamas) donde no se cómo, soporté cosas como
    * que tu pareja saque su pañuelo y te quite el maquillaje
    * te digan que tienes que ubicarte (tenía 18 y me dio por ponerme un pantalón negro con blusa rosada y acompañarlo con accesorios rosados, que gran pecado)
    * que te confiese que quiere casarse contigo pero después de hacer otras cosas que tiene en su lista de deseos (hello! Deberás estar ahí para cuando él quiera)

    Correr es poco!!! Hay que salir como volador sin palo

  3. Excelente post, me hizo reír bastante. También me pregunto cómo es que no hiciste para darle un bofetadón al que te dejó por teñirte a rojo.

  4. Caray, si que tuviste que tropezar con muchas piedras para darte cuenta de cosas un tanto obvias, no?

    Estuvo interesante el articulo de eso no hay duda pero me preocupa que las personas (porque no me refiero solo al genero femenino) no puedan discernir de forma sencilla que relaciones o vínculos sociales no contribuyen.

    1. Bacano que hayas aprendido ciertas cosas temprano en la vida, pero cuanto a ti te resulta obvio no necesariamente lo es para el resto de personas, todos tenemos vivencias diferentes.

  5. es verdad que todos tenemos experiencias diferentes pero por dios, prospectos muy obvios, sin ofender pero esto alimenta esa creencia de que no todos los hombres son iguales sino que las mujeres siempre escogen lo peor, y encuentro que crítica mucho el hecho de que los hombres busquen sexo, lo único que comparto es lo de la protección pero curiosamente se pueden encontrar mujeres que se ofenden si uno les sugiere que hay que usar condón, de todo se ve.

    1. Obviamente aquí solo está la versión resumida de las historias, estas personas no se comportaban así todo el tiempo, el modus operandi siempre es darte por momentos lo que quieres y cuando menos lo esperas ¡Zas! el varillazo, así que logran mantenerte confundida por un buen tiempo, hasta que la cosa se acumula y decís ¡No más!. Esto es más una advertencia sobre los indicios, porque como la cosa no es así siempre, es fácil pasarlos desapercibidos.

  6. Es interesante como los patanes dejan marcas tan profundas y como son ellos precisamente los que corren con esa suerte de conquistar buenas mujeres, es bueno también ver que hayas superado la etapa donde das con cafres. Saludos, estuvieron divertidas las anecdotas

  7. Me gustó el artículo, no es el típico artículo de feminista resentida como los que suelo ver en alguno que otro blog, sino un artículo en el que a gritos nos pide cómo debemos ser ante las mujeres, pero a veces solemos ser ciegos y sordos, un artículo que de verdad vale la pena aprender de él; veo que es increíble que canallas (con dinero, estrato 6 o 1, pobres, ricos… pero al fin canallas -e iguazos-) con mucha más suerte que uno nos haga quedar en el más completo ridículo, es verdad que no todos somos iguales, pero todos también tenemos defectos que en mayor o menor grado pueden ser un fuerte desagravio para una mujer, aun cuando no sea intencionalmente… por culpa de ellos es que muchos hombres que no somos como los descritos en este blog tengamos una pésima fama ante muchas mujeres.

  8. Muy bueno, hay muchas”perlas” que solo ellos pueden decir, un novio con el que dure 5 años me dijo un día después de hacerlo, “no me había fijado, pareces un saco de estrías y grasa” peso 50 kg o.O Divino él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s