Las prioridades invertidas y las deudas pendientes con las mujeres

Este es un tema del que no quería escribir, porque hay cosas que se vuelven Trend Topic de repente, y son tan, pero tan absurdas, que lo mejor que uno puede hacer es no comentarlas, precisamente por irrelevantes, porque gastarles (ya no tinta sino teclado) es casi un favor que se les hace para que se sigan divulgando necedades.

Realmente no salgo de mi asombro como la gente anda tan airada comentando cosas por una columna de una humorista, haciendo semejante tormenta, por un tema que no pasa más allá de un insulto.  Columnas y programas de opinión, entrevistas de todo tipo para manifestarse contra algo, que básicamente no pasó de la agresión verbal.

Si fuésemos una cultura de Tolerancia Cero, donde ni la agresión por medio del idioma fuera admitida, yo lo encontraría razonable, dicen que en las sociedades donde se limitan las pequeñas acciones dañinas, es menos probable que ocurran las grandes.  Pero Colombia no es un país de Tolerancia Cero, aquí se admiten los despropósitos más aberrantes y se usa el silencio cómplice para permitir que los autores de actos atroces jamás lleguen a ser penados de modo alguno.

A propósito del día de la mujer de este año, me tomé la tarea de buscar estadísticas de los tipos de violencia más visibles contra las mujeres e hice una presentación, he de decir que me tardé como 5 horas buscando datos agregados mundiales, porque estadísticas consolidadas públicas en internet no son tan sencillas de encontrar; pensé en eso porque es lo que ocurre A DIARIO, temas graves como estos hay muchos más, pero no ocupan la primera plana de las revistas o las entrevistas, a menos que se pasen de lo horrendo como el reciente caso de Rosa Elvira Cely.

Lo que me parece peor aún de todo esto, es ver una discusión a partir de un insulto que una mujer hace a otras mujeres y respondido de forma exacerbada por las mismas mujeres.  En serio, ¿no tenemos las mujeres temas más urgentes que debatir y poner en evidencia?  Que la talla de las mujeres es un tema de salud pública, aja, y ¿Qué hay de las deudas pendiente por resolver como el maltrato físico, la precariedad salarial, la falta de escolaridad, el usar a las mujeres como arma y botín de guerra? ¿No son acaso temas mucho más vitales?

Yo veo todo esto como un gran distractor, un tema menor llevado a importante de cuenta de la emotividad, energía que bien podría ser usada para debatir soluciones reales para los asuntos estructurales que permiten que la dignidad de la mujer sea irrespetada de todas las formas posibles.  En este país tenemos las prioridades invertidas, con todo y de tanto que nos ha sucedido, que deberíamos estar ya curados de espanto, nos quedan modos, no sé como, de molestarnos por temas de menor relevancia.

Creo que las más responsables de todo este revuelo somos las mismas mujeres, parece que nos cegamos, no nos solidarizamos, atacamos a otras mujeres sin el menor sonrojo, por el hecho de ser ellas también mujeres, y yo no sé si de peor forma, nos solidarizamos por una causa que de todo lo que nos está sucediendo, no resulta la más urgente.

Yo diría, párenle al escándalo, denuncien lo verdaderamente estructural, lo que daña más seriamente.  ¿Les interesa la salud pública de las mujeres asociada con su talla? entonces alcen su voz contra la industria cosmética, la industria de la moda, la industria  de la publicidad, hasta la industria alimenticia.  Abran debates que busquen soluciones reales, en la educación de la autoestima de las mujeres desde la infancia y el rechazo a la cosificación del cuerpo femenino, hasta afirmaría, liberen a los hombres del estereotipo del consumo de la belleza de la mujer, como mercancía.

Un insulto puede resultar una cosa terrible, pero todo esto es como una queja porque nos mientan la madre, cuando nos hacemos los desentendidos estando la madre en peligro de muerte.

Cierro con mi campaña personal, para visibilizar un crimen poco comentado: en Colombia el delito de quemar la cara de una mujer con ácido es excarcelable, se le procesa como lesiones personales simples, que no causan incapacidad.  Los agresores no pasan ni un día en la cárcel, tras desfigurar y arruinar la vida de sus víctimas.  Eso son cosas que me parece a mi, más urgentes de divulgar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s