Simulacros

Ver tu cara, que me mira desde una foto, estática, la sonrisa congelada que no sos vos, pero por algunos milisegundos fue el refejo de distintas longitudes de onda que una CCD cualquiera capturó, después de haber incidido sobre ti.

Y yo me quedo ahí, estática, mirando esa imagen que pareciera sonreírme, pero solo es una impresión de permanencia en la retina, del barrido frecuente de miles de cristales lcd bajo la pantalla.

Que extraño es realmente todo esto, contemplar tu imagen como si fueras vos, sabiendo que es un simulacro de vos. Que tu imagen me traiga a la memoria tu voz, y sentir que la escucho, aunque solo sea el producto de millones de sinapsis en mi cerebro que crean la sensación de oir, lo que oyeron antes, o inclusive capaces de crear el ese mismo timbre, tono y cadencia, lo que jamás han oido.

Que lindo sería no tenerte tanto en simulacros y más en realidades, tener menos tiempo de ver tus representaciones y más de sentir tu presencia real. Que agradable poder alargar ese intercambio de sonidos, con respuestas de la fuente, no de reproductores de ella.

Que si mi mano se extiende pueda encontrar la tuya, que si tu sonrisa se extiende, pueda encontrar la mía, que si tu palabra hace vibrar el aire entre nosotros, mi tímpano reciba las ondas mecánicas, y que mi cerebro pueda crear respuestas nuevas a tus reales preguntas, que mis labios pronuncien para ausentar el silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s