Maleza

El amor ha sido en mi
como una fértil maleza.
que crece contra todo pronóstico.
inesperada.
sin que nadie la riegue o la abone,
creciendo feliz,
en medio del pedrero.

Tal vez por esa misma causa,
siempre termino irremediablemente,
cortándola a machetazos,
para detener su insistente avance.

Cuando comprendo que del otro lado
de la cerca,
no creció nada.

Y mi gran maleza,
tendida entre las piedras en pedazos,
bañada en savia,
jamás llega a dar
flores o fruto alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s