¿Para qué?

De que sirven,
los Te quiero,
las palabras dulces,
cuando ya nunca más
te las vuelven a entregar.

Para qué se guardan
las cartas,
las tarjetitas,
los regalos varios,
cuando su contenido
ya carece de sentido.

Qué fin tiene
recordar los buenos momentos,
los abrazos antiguos,
las miradas prolongadas,
cuando lo único que resta
es ausencia.

¿Para qué insisto en tu memoria
si la única realidad
es la distancia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s