Sin remedio

Por un breve momento me conté la mentira de que solo buscaba abrazos, tuviste que irte para percatarme que más que besos yo quería compañía. No importa si es un día o tres, yo no puedo dejar de poner el corazón junto con el cuerpo, no hay remedio.

ICYO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s