¿A qué jugamos?

Supongo que escribiré de este tema hasta que sienta que lo tengo resuelto, aunque eso parece cada día menos realizable.

Todavía estoy soltera y pertenezco al mundo de las citas, todavía quiero conocer gente, aprender quiénes son, ver si algo surge y… Ni idea, todo lo que sigue después habrá que improvisarlo porque no tengo experiencia que funcione y sea replicable.

Seguí (parcialmente diré) las recomendaciones de mi terapeuta, quien dijo que debía hacer una descripción tan detallada como pudiera de la persona que quería en mi vida, desde su apariencia física hasta sus cualidades emocionales e intelectuales, y que de algún modo mágico el universo conspiraría para traerlo a mi vida. Bien, no se debe confiar en conspiradores, traicionan, no sucedió. Lo último que hice fue borrarlo de la descripción de mi vida, a ver si funcionaba mejor, tampoco.

La tecnología y sus aplicaciones de conocer gente me dispuso una nueva fuente de interacciones, más allá del trabajo y los grupos a los cuales pertenezco donde básicamente resultan hombres casados y gays, y me ha permitido acercarme a personas de círculos sociales diversos y en contextos diferentes.

Pero aparece en este mundo de las citas el ¿Para qué haces citas? y te enfrentas con otro panorama, ya no el de la escasez de ofertas, sino el qué te ofrecen. Estas aplicaciones dan un sentido de abundancia, puedes pasar rápidamente de un perfil al otro, decir me gusta o no con un mínimo de información, preponderantemente visual, entonces también causa una sensación de facilidad de descarte, este no me sirve… Next.

Entonces me planteo la pregunta desde el lado masculino ¿Para qué hacen citas? ¿Qué buscan? y la respuesta por las propuestas que te hacen es que básicamente es sexo. Así surgen otras cuestiones ¿No tienen los hombres necesidades emocionales? ¿No desean compañía y afecto? ¿No hay en ellos un anhelo por conocer de manera profunda a otro ser humano y compartir su espacio vital? ¿No desean amar y ser amados? Pareciera que la respuesta a todas estas preguntas fuera afirmativa, no tienen ni desean nada de eso.

Pensás en los perfiles de esas personas que manifiestan solo interés en lo sexual, económicamente estables, profesionales, con vidas ricas en experiencias, y en todo eso que tienen, en ese mundo que se han creado, el único lugar donde desean una mujer es en la entrepierna.

¿Qué pasa en las mentes y corazones de estos machos vacíos? Podrían contratar a una prostituta, total sus fines son físicos, ¿Para qué simular el cortejo? ¿Es que además quieren que sea gratis?

En serio causa hartura recibir tantas insinuaciones y ofertas de índole sexual, y eso que no soy ninguna Angelina Jolie, no me imagino lo que las chicas más atractivas padecen, debe ser todavía peor.

En serio hombres ¿A qué jugamos? ¿No se cansan ustedes y sus cuerpos de saltar de cama en cama? ¿No agota ese tener encuentros íntimos pero no intimar con nadie? ¿No se sienten profundamente solos al final de cada faena con una perfecta extraña desnuda a su lado, a quien tratan gentilmente pero con quien no compartirían un sábado con la familia?

Me dirán que todos los hombres no son así, bueno, me refiero a los que sí se comportan así; que no es la edad, eso mismo lo he visto en jóvenes y otros que no tanto. En serio caballeros ¿Quién les enseñó a entregarle el cuerpo a cualquiera y el corazón a nadie? ¿En qué momento de la vida las mujeres se les volvieron un artículo de mero placer?

Puede que alguno diga que ha tenido malas experiencias emocionales, mujeres desleales, distantes, manipuladoras, dramáticas, pero nosotras también recibimos toneladas de heridas emocionales y lo seguimos intentando, seguimos creyendo que habrá uno próximo que sabrá tratarnos bien, sabrá darnos nuestro lugar, sabrá dejarse incluir en nuestras vidas y nos incluirá en la suya. ¿Por qué ustedes se rindieron? ¿Por qué esa riqueza intelectual que muestran no les interesa compartirla con una mujer? ¿Realmente salen con el corazón ileso después de cada encamada? ¿No van dejando pedazos de su alma por ahí como nosotras?

Ahí saldrán los predicadores de la supuesta preponderancia de la biología masculina, que supuestamente los lleva a una tendencia no monogámica, usando argumentos que bien podrían describir a cualquier macaco y no a un homo sapiens con título universitario. ¿Les satisfacen esas generalizaciones? ¿Se sienten tranquilos y justificados por la biología para terminar solos y vacíos cada vez? ¿Acaso el sexo casual puede llenar el enorme vacío de no compartir la existencia?

Tal vez los hombres no se hagan preguntas, tal vez la testosterona les baste para explicarse, tal vez pensarse a sí mismos sea demasiado pesado, o tal vez, están tan solos y es tan absolutamente doloroso que prefieren ni siquiera mencionarlo.

No tengo respuestas, no soy hombre, no sé si sea prudente preguntárselo a alguien, o si sea siquiera un tema viable. Pero en el fondo, desearía que se preguntaran esas cosas y que respondieran desde su humanidad y su deseo de amar y ser amados, se miraran al espejo y se liberaran de la cosificación de sus cuerpos, y se permitieran por la siguiente vez maravillarse con ese ser humano mujer que tienen al frente, y descubrir el mundo que en ella habita, y abrieran su mundo para que ella lo conociera.

Dejemos de tratarnos como muñecos y muñecas inflables, esa mujer que solo deseas también siente, y si se te olvidó recuerda que tu también sientes.

Anuncios

Un comentario en “¿A qué jugamos?

  1. Son buenas tus preguntas. Yo solo te puedo responder desde mi perspectiva. Diría dos cosas. 1 tienes la mitad de la verdad. 2 creo has buscado en los lugares o formas equivocadas. Pero no te rindas. Yo con 45 años te digo sigue adelante 😉 he vivido suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s