Categoría: Conversaciones

¿Y ella qué dijo?

– Imagínate que aquel le propuso matrimonio a su novia.
– Ajá ¿Y ella qué dijo?
– No me estás prestando atención ¿Verdad?

Anuncios

No más

– Y así mi misión sencilla será: Dejar de materializar el dolor que mi mente espera y predispone.
-¿Y la alegría?
– De esa nos ocuparemos cuando aparezca.