Que suerte

Que suerte,
que existes.
Qué suerte,
que cures mis heridas,
sin saberlo.

Que suerte,
hablarte,
vos iorme,
y no marcharte,
por lo que te digo.

Qué suerte,
haberte conocido,
antes de perder la esperanza
antes de cerrarme como ostra.

Cuanto bien,
me hace,
tenerte cerca.
No importa,
si no es tan cerca,
como a veces quisiera.
También he aprendido,
a dejar libre tu espacio,
a no luchar con ello,
a no lastimarme,
por lo que es simplemente así.

 

Anuncios

Qué extraño

Qué extraño
que ya haya música
que me trae a la memoria
tu recuerdo.
 
Como si hubiera pasado mucho tiempo
Como si no fuese justo ayer
Como si hubiese montones de tiempo
y montones de cosas por recordar.
 
Se me olvidaba,
el recuerdo,
es sólo mío,
vos no recordás nada.

Como siempre

Porque sé que si no fueras,
distante como sos,
de miedo, de hastío
yo huiría de vos.
 
Porque se que si no amaras
a alguen más
y me amaras a mi
me alejaría sin parar.
 
Te quiero de un modo extraño
silencioso como otrora
alegre como nunca
distante como siempre.
 
 

De la esperanza (II)

Alguien preguntó,
que harías si alguien te cofirmara,
que finalmente nunca encontrarás a alguien?
 
Y entre las respuestas pseudo-suicidas
y de depresión total del público presente,
mi respuesta simplemente,
que ojalá alguien pudiera confirmarme tal cosa,
y abandonar para siempre
la charada del buscarte
cuando intuyo que no existes.

De la esperanza (I)

Cuando menos lo esperas
la gente inesperada
hace las cosas que has esperado siempre.
 
Cuando más lo esperas
la gente esperada
se niega a hacer lo que has esperado siempre.
 
A veces creo
que el fin de la esperanza
es un estado
esperanzador.

Osito

Osito fue una palabra,
que significó algo muy específico,
en un tiempo muy específico.
 
Osito es uno gris,
que duerme conmigo,
y a veces me da alergia respiratoria,
y entonces debo sumergirlo entre las cobijas,
mientras lo abrazo.
 
Osito ha tenido rostros,
que no son de osito,
que se superponen
a los ojos enormes,
a la nariz de hilo.
 
Osito, ahora tienes
los ojos más grandes que he visto en mi vida,
y son de color café
como los tuyos.